Policiales

Misterio en el Cementerio de Otamendi: Vuelven a robar el cadáver de un bebé

26.12.2017 Leída: 2601 veces

Foto: Ahora Mar del Plata.

Durante la víspera de Navidad, la pequeña localidad rural de Nicanor Otamendi, muy cercana a Miramar, se vio sacudida por un hecho aberrante.
Alberto, padre de Ciro, un pequeño de 1 año y 3 meses fallecido el 10 de diciembre a causa de una neumonía severa, denunció que alguien forzó la tapa del féretro donde estaba su hijo y robaron el cuerpo.
El hecho fue denunciado rápidamente por los familiares ante la subcomisaría local y comenzó un proceso investigativo con el aporte de efectivos de la Sub DDI Miramar.
Las primeras pericias determinaron que una estructura metálica de acceso al depósito, donde estaba el cajón, había sido violentada. Luego, la tapa del féretro estaba claramente rota en sus sujeciones.
Durante las primeras horas de hoy, se intensificó la exploración por las afueras de la ciudad y zona rural, así como en los médanos cerca de los arroyos entre Miramar y Mar del Sud, adonde se amplió la búsqueda con más personal policial, el aporte de caballería y un perro rastreador de huesos humanos.
Este repudiable hecho se asemeja con lo sucedido en marzo de este año, cuando el cadáver de un nene de 2 años apareció mutilado en inmediaciones de un arroyo sobre la ruta 11, entre Miramar y Mar del Sud.
Días después se comprobó que el cuerpo había sido robado del mismo cementerio de Otamendi, aunque en ese caso el cajón no estaba en depósito sino que fue desenterrado y ultrajado previamente.
Por ese hecho fue detenido el encargado del cementerio, Juan Carlos López, quien en un momento había sido imputado por encubrimiento y falso testimonio, aunque para la fiscal de ese caso, Ana María Caro era sospechoso de haber colaborado o facilitado, por acción u omisión, que profanaran la tumba de Matías, el niño que había muerto el 10 de marzo tras asfixiarse con una “bombucha”.
El hombre luego fue excarcelado ya que la Justicia consideró que, “robar un cadáver es una contravención y no un delito penal”.

(Fuente: La Capital MDP y La Brújula 24)

(Video: Canal Más de Otamendi)