Policiales

Una estudiante tresarroyense sufrió un intento de secuestro en La Plata

07.11.2017 Leída: 19005 veces

Sol Paredero, es una joven tresarroyense que se encuentra estudiando en La Plata, que el pasado sábado sufrió un intento de secuestro en la Av. 60 entre 8 y 9 de la ciudad de las diagonales. El momento fue de suma tensión y desesperación, Paredero detalló que alrededor de las 23:30 horas mientras caminaba por la avenida 60, una combi blanca empezó a seguirla, se bajaron varias personas de la misma y la tomaron de los pelos, intentando subirla a la combi, pero ella afortunadamente pudo zafarse y corrió hacia un bar en el que varias personas la auxiliaron de inmediato.
"Salí de lo de mi cuñada a la noche, cerca de las 23.30. No quería tomar un taxi porque estaba a dos cuadras de mi casa. Iba caminando por avenida 60, crucé por 9 y ahí me di cuenta que una combi venía avanzando despacito, al lado mío. Se paró a 20 metros adelante. Ahí me paralicé. No sabía qué hacer" le contó Paredero al portal platense Coolihd.com.
Hay mucha gente de Tres Arroyos viviendo en La Plata, por lo que se advierte que se tenga mucho cuidado con este tipo de situaciones. La joven además publicó en su cuenta de Facebook el relato de la desagradable situación que le tocó vivir:
“El día sábado 4, a las 23:30 salgo de Av. 60, entre 8 y 9, para ir a mi casa que está a dos cuadras, como siempre, atenta y mirando para todos lados, viendo que haya gente sobre la avenida, pero no sé de dónde salió una combi con varios tipos, la cual empezó a ir cada vez más despacio al lado mío, (donde ya me asuste y supe que algo tenía que hacer) hasta que paró adelante y me paralice, en ese momento pensé que hacer, y salí corriendo para adelante que vi gente en la otra cuadra, saltaron de la combi (blanca de la cual no vi caras ni patente del miedo) y me empezaron a correr y a decir que no gritara, me alcanzaron a agarrar de la mochila y de los pelos (en ningún momento me quisieron robar nada material) pero me alcance a zafar, y llegar hasta la esquina de 60 y 10 que había un bar con mucha gente y me ayudaron, en ese momento se subieron de nuevo a la combi y salieron a mil. Todo ese miedo en solo 100 metros, por suerte estoy bien gracias a que pude zafar y a esa gente que me pudo ayudar. Mi cuñada llamó a la policía, pero lo comparto para que se difunda y a nadie más le pase, tengan cuidado y al parecer aunque sean dos cuadras tenemos que tomar otras decisiones antes que caminar, por más que sea una zona súper transitada”.