Policiales

¿Y dónde está el Jefe?

24.11.2017 Leída: 1857 veces

Si bien la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia, de la Policía de la Provincia de Buenos Aires tiene autonomía para el desarrollo de sus actividades y para la toma de determinaciones, existe un plano político, cuyos caminos son transitados con ritmo diferente y con total independencia, ignorando la autoridad local, y lo que es peor, la figura del Intendente Municipal como Jefe.

En  las últimas horas se conoció que el titular de la Comisaría Primera de Tres Arroyos, subcomisario Gabriel Blanco y 8 subordinados, entre oficiales y suboficiales, serán desafectados de la función policial con el fin de asegurar la transparencia del proceso en cuanto a la investigación de un desalojo violento llevado a cabo en Tres Arroys en una humilde vivienda de la calle Rondeau al 1550 donde demolieron parte de una construcción precaria donde vivía una familia. Hecho ocurrido en horas nocturnas y al parecer sin orden judicial.

Al margen de preservar los derechos de todo ciudadano de la “inviolabilidad de domicilio”, la cuestión administrativa dejó de lado la jefatura natural que ejerce el Intendente sobre la Policía Comunal, y si bien no tiene injerencias profundas en este tipo de cuestiones, bueno sería que le hubieran avisado de esta medida, más aún cuando ayer, junto al Secretario de Seguridad estuvieron cara a cara con el mismísimo Ministro de Seguridad en La Plata.

No es la primera vez que esto ocurre, dado que cuando hubo cambio de cúpula hace un año, pasó lo mismo. Sánchez se enteró por los medios. Días después hubo una aclaración del Gobierno de la Provincia, que podría interpretarse como un pedido de disculpas, con una especia de “esto no se va a repetir”, pero se repitió.

Ni las autoridades municipales con el intendente a la cabeza ni policiales de alta jerarquía, están enteradas de lo que va a suceder.

Tal vez al Intendente no le avisaron, dado que uno de los reproches al subcomisario Blanco, radica en el traslado de un efectivo policial femenino, a pedido del Intendente, por un incidente con el mismísimo Jefe de la Comuna en San Mayol.

También recae sobre él una investigación de supuestas irregularidades con el manejo de tarjetas de combustible, cuando en la Policía Comunal compra nafta y gasoil con vales del Municipio, sin uso de tarjeta alguna.

ANTICIPARON MEDIDAS?

Haber tomado estado público que 9 policías serán separados de sus cargos preventivamente, hará sin duda que los mismos, cuyos nombres se conocen, efectúen consultas a sus abogados para saber “qué estrategia usar antes que los notifiquen” para evitar la sanción.

Hoy había malestar en el Municipio. El Secretario de Seguridad no sabía absolutamente nada de la cuestión.

Cuál será la reacción de Sánchez?.  Será verdad que en algún momento, ante situaciones complejas parecidas a la actual pasó por su cabeza “devolverle la Policía a la Provincia”?. El tiempo lo dirá.