Policiales

Masacre de San Miguel del Monte: para encubrir el hecho quisieron “ubicar” un patrullero en Tres Arroyos

26.05.2019 Leída: 6642 veces

El fiscal general de La Plata, Héctor Vogliolo, que investiga la muerte de cuatro jóvenes que chocaron contra un acoplado cuando el auto en que se movilizaban era perseguido por la policía y recibía disparos en San Miguel del Monte, aseguró que para encubrir el hecho, efectivos de la fuerza pretendieron ubicar geográficamente en Tres Arroyos a uno de los patrulleros que intervino en ese siniestro operativo.

“Las maniobras de encubrimiento tuvieron la exclusiva responsabilidad del personal policial de esa dependencia (la comisaría de San Miguel del Monte)”, indicó Vogliolo, quien detalló que incluso hicieron figurar a uno de los móviles que participó del hecho en Tres Arroyos, lo que se determinó que no fue así tras un rastreo por satélite.
Cabe recordar que la justicia penal platense imputó este viernes por homicidio doblemente calificado a cuatro de los policías detenidos, y a otros tres efectivos por encubrimiento y falsedad ideológica de instrumento público.
Así lo resolvió la jueza de Garantías de La Plata, Marcela Garmendia. Una fuente judicial explicó a la agencia de noticias Télam que Garmendia imputó por “homicidio doblemente agravado por abuso de su función como miembro de fuerzas policiales y por el empleo de armas de fuego” al capitán Rubén Alberto García, a los oficiales Leonardo Daniel Ecilape y Manuel Monreal y al subayudante Mariano Ibáñez.
A los cuatro les imputó los homicidios de Camila López (13 años), Danilo Sansone (13), Carlos Aníbal Suárez (22) y Gonzalo Domínguez (14) que murieron cuando el Fiat Spazio en el que viajaban chocó contra un acoplado de un camión mientras eran perseguidos y atacados a balazos por la policía.
A los cuatro efectivos les imputó, además, “homicidio doblemente agravado en grado de tentativa” en perjuicio de una adolescente de 13 años que también viajaba en el auto y resultó gravemente herida.

Los acusados de encubrimiento
En tanto, Garmendia imputó al oficial subinspector José Alfredo Domínguez y a los oficiales Cristian Righero y Juan Gutiérrez por los delitos de encubrimiento agravado y falsedad ideológica de instrumento público. Estos últimos serían los responsables de fraguar la ubicación de uno de los patrulleros y asegurar, no se determinó aún por qué, que se encontraba en Tres Arroyos.
Por el hecho, el ministerio de Seguridad bonaerense separó de la fuerza a los siete policías detenidos y a otros seis que también cumplía funciones en esa jurisdicción. Todos se negaron a declarar ante Vogliolo.

Fuente: elciudadanoweb.com