A un año del hecho, condenaron a uno de los autores del asalto a la familia Gardey

25 octubre, 2016 Leido: 54

A un año del hecho, condenaron a uno de los autores del asalto a la familia Gardey

A un año del violento asalto sufrido por los integrantes de la familia Gardey en el establecimiento agrario “Los Manantiales”, de San Cayetano, la Justicia condenó a 8 años de prisión a uno de los autores del audaz atraco. Gustavo Javier Dumrrauf (35) fue hallado “culpable” por los miembros del Tribunal Criminal Nº 1 de Necochea que, en forma unánime, consideraron que estaba probada la participación del mencionado en el grupo comando que robó en el campo.
El hombre oriundo de Olavarría estaba imputado del delito de “robo triplemente agravado por el uso de arma, en despoblado y en banda”, y continuará detenido en la Unidad Penal Nº 2, de Sierra Chica, informaron voceros judiciales.
Entre los argumentos del fallo, los jueces entendieron que durante el debate quedó debidamente probada la participación de Dumrrauf en el hecho. En virtud de las pruebas colectadas por la Fiscalía y la Policía en la etapa de instrucción, los integrantes del Tribunal basaron su decisión.

Pedido de Fiscalía
Cabe recordar que el fiscal Guillermo Sabatini había solicitado durante su alegato la pena de 10 años de cárcel para Gustavo Javier Dumrrauf, por considerar que fue coautor del violento asalto perpetrado la noche del 25 de octubre de 2015.
En el establecimiento rural “Los Manantiales” se hallaban integrantes de la familia Gardey cuando el grupo comando sorprendió con su accionar y las víctimas vivieron un calvario con los individuos en el lugar.
El representante del Ministerio Público Fiscal al momento de solicitar el castigo, hizo mención acerca de los antecedentes penales del olavarriense, quien había sido detenido por episodios de abigeato (robo de animales).
Al respecto, los jueces del Tribunal Nº 1 de nuestra ciudad valoraron la situación de “reincidencia” de Dumrrauf al momento de elaborar el veredicto, dando respaldo al planteo efectuado por la Fiscalía Nº 3 que investigó el caso.
Por su parte, el abogado defensor del imputado, Mario Pinto, de Olavarría, en su alegato pidió la absolución de su cliente por entender que no existían elementos de prueba suficientes acerca de la participación en el asalto a mano armada.
En relación a los demás individuos que formaban parte de la banda, lograron escapar posiblemente a bordo de otro vehículo que tenían en ese momento.

Atractivo botín

Vale recordar que a pocas horas del robo en el casco de la estancia “Los Manantiales”, la policía secuestró un auto marca Volkswagen Gol con evidentes signos de haber transitado por caminos barrosos hace hoy exactamente un año.

Cabe consignar que en el ilícito, los delincuentes se apoderaron de más de $ 40.000 en dinero en efectivo que había en el establecimiento agropecuario, aunque en realidad, buscaban más de 300.000 pesos.
Los ladrones en todo momento decían “tener el dato” que los propietarios del campo habían realizado una operación de venta de animales y por ello pretendían apoderarse de un botín bastante mayor al que se llevaron.

Reconocimiento de ropas y otros objetos

Las declaraciones de los integrantes de la familia Gardey fueron fundamentales para la acusación y la condena, ya que fueron considerados testigos presenciales de lo ocurrido la noche del 25 de octubre del año pasado, la misma jornada en que se desarrollaron los comicios generales en el país.
Al momento del veredicto, los jueces se apoyaron en la palabra de Teresa de Gardey, quien reconoció prendas de vestir y distintos objetos encontrados en el automóvil donde policías encontraron a Dumrrauf.
También fue válido para los magistrados el testimonio de Raúl Gardey, una de las víctimas del atraco en el campo del Partido de San Cayetano. Al mismo tiempo, otras pruebas por lectura aportadas por la Fiscalía en la etapa de investigación.
Al cierre de la breve audiencia de ayer, el fiscal Guillermo Sabatini, se mostró “conforme” por la decisión final de los jueces locales.
En cuanto al individuo condenado, seguirá preso en la cárcel Nº 2 de Sierra Chica, cercana a la ciudad de Olavarría, mientras que el abogado particular Mario Pinto analizará la sentencia y luego recurrirá al Tribunal de Casación de la Provincia.

FUENTE: Ecos Diarios, Necochea.