Acusan a un juez de uso indebido de un auto oficial que chocó en Tres Arroyos

24 agosto, 2016 Leido: 48

Acusan a un juez de uso indebido de un auto oficial que chocó en Tres Arroyos

El actual juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla fue denunciado en los últimos días, acusado de cometer graves irregularidades durante su subrogancia en el Juzgado Federal Nº 1 de Bahía Blanca. Una de ellas tiene que ver con el presunto uso indebido de un auto oficial del órgano judicial bahiense, que chocó el año pasado en Tres Arroyos y habría quedado abandonado en el asiento de la Policía de Seguridad Vial de esta ciudad.

Ramos Padilla había renunciado a la suplencia el 31 de diciembre último, luego de la declaración de inconstitucionalidad de la ley de subrogancias dictada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Según publica La Nueva, se acusa al magistrado de haber facilitado a personas ajenas a la planta de la jurisdicción un automóvil oficial, perteneciente al Poder Judicial de la Nación, que luego chocaron y destruyeron en Tres Arroyos, aunque se ocultó la información del siniestro.

El sumario se inició cuando la doctora María Gabriela Marrón (titular del Juzgado Federal Nº 2) sucedió en la suplencia a Ramos Padilla y descubrió que el Renault Megane, patente HRL 350 -vehículo oficial del Juzgado Federal Nº 1- había sufrido daños en un accidente y del hecho no había ninguna constancia.

Colisión en la ruta 3

Luego se determinó que la colisión tuvo lugar el 31 de agosto de 2015, a las 3:30, a la altura de Tres Arroyos, cuando el coche estaba al mando del cabo de la Policía Federal Mario Vajsejtl. Como acompañantes viajaban los secretarios Gustavo Puppo y Leandro Massari.

Al tomarle declaración a Massari (actual titular de la secretaría de Derechos Humanos del Juzgado Federal Nº 1) sostuvo que -por disposición de Ramos Padilla- Puppo, procedente de Dolores, lo pasó a buscar por Mar del Plata, el domingo 30 de agosto, sobre las 23.30.

Al llegar a Tres Arroyos se despertaron por un fuerte golpe y humo en el habitáculo y descubrieron que habían chocado porque el chofer se había dormido. Puppo y Massari arribaron en colectivo a Bahía y el policía quedó a cargo del vehículo, luego trasladado al destacamento de Seguridad Vial.

Abandonado en Tres Arroyos

La jueza Marrón se presentó en febrero pasado en el destacamento tresarroyense y estableció que el policía (Vajsejtl) lo había dejado con la promesa de volver, aunque jamás lo hizo ni nadie reclamó el auto.

La misma investigación estableció que ni Puppo ni Massari pertenecían, entonces, al personal de la jurisdicción, ni aun transitoriamente, al momento del hecho.

Ramos Padilla nunca informó qué hacía Puppo en la sede local, surgiendo que se trataría de uno de sus secretarios en el Juzgado Federal de Dolores. En el caso de Massari, fue contratado como secretario de Derechos Humanos del juzgado local recién el 1 de octubre de 2015. Y no consta cuál era su empleo al momento del accidente.

La Cámara Federal de Apelaciones, como superior jerárquico del juzgado que tenía a cargo Ramos Padilla, no fue comunicada ni formal ni informalmente por parte del juez del siniestro del vehículo oficial, patrimonio del Poder Judicial de la Nación.

En consecuencia, la Cámara resolvió iniciar un sumario interno, denunciar la situación ante el fiscal federal en turno y elevar las actuaciones al Consejo de la Magistratura de la Nación.