Asesinaron en Mar del Plata a Florencia Ascaneo, vinculada familiarmente a Tres Arroyos

5 enero, 2021 Leido: 11493

Asesinaron en Mar del Plata a Florencia Ascaneo, vinculada familiarmente a Tres Arroyos

María Florencia Ascaneo, de 41 años fue asesinada ayer al medio día  de un disparo en el cuello en el paseo de compras Las Cabras de Sierra de los Padres y por el crimen quedó detenido un hombre de 57 años, quien cumplía funciones en el centro comercial como vigilador y era acusado por la víctima de haber violado a un familiar.

La víctima es una comerciante de Sierra de los Padres, titular del negocio “La Familia”.

“Los Ascaneo somos todos parientes” confió una fuente a LU 24. Su padre es Alberto Ascaneo, quien se fue de joven a Mar del Plata. Había nacido en Tres Arroyos y partió luego del Servicio Militar.

Por su parte, el imputado de “homicidio agravado” fue identificado como Gustavo Sesán (57), quien quedó alojado en la Unidad Penal 44 de Batán a disposición de la justicia.

El asesinato de Ascaneo todavía conmueve a Sierra de los Padres, ese sector del partido de General Pueyrredon, tan caracterizado por la tranquilidad y por el espíritu de vecindad. Comerciantes y habitantes del lugar no pueden salir del asombro por la forma en la que se produjo el crimen y por el trasfondo que lo habría motivado.

El hecho ocurrió ayer cerca de las 13, en el reconocido centro comercial de Sierra de los Padres ubicado sobre la calle Argentina. Según trascendió, Sesán había ido hasta el local “La Familia”, para enfrentar a Ascaneo y recriminarle los motivos de por qué lo acusaba de haber violado a un familiar de ella.
Ante la presencia del esposo de Ascaneo, la hija y clientes, Sesán, visiblemente enojado ante la posibilidad de que presentara una denuncia penal en su contra, sacó un revólver calibre 22 de entre sus prendas y disparó una única bala que impactó en el cuello de Ascaneo.

No hubo aviso, no hubo amenaza. Solo ese disparo que terminó con la vida de la mujer.

La conmoción y el espanto reinó en el interior del local “La Familia”. El esposo de la víctima forcejeó con el asesino y logró reducirlo. Paralelamente, un patrullero que pasaba por el centro comercial escuchó el disparo y gritos de horror y auxilio, por lo que fueron hasta el local de la víctima y llegaron a la escena del crimen a los pocos segundos de ocurrido.

Sesán fue inmediatamente detenido por la policía y el revólver calibre 22, con una sola vaina servida y no expulsada, quedó secuestrado. En el lugar estaban los familiares de la víctima, desconsolados, alrededor del cuerpo de Ascaneo, que yacía sin vida.

Personal de policía científica y el fiscal Leandro Arévalo fueron hasta el lugar, para tomar testimonios y recolectar evidencias de lo sucedido.