Bahía Blanca: Detonan un artefacto sospechoso en un local partidario del Frente de Todos

30 noviembre, 2021 Leido: 493

Bahía Blanca: Detonan un artefacto sospechoso en un local partidario del Frente de Todos

La aparición de un “artefacto luminoso” colocado en un nicho de gas en el local partidario que tiene el Frente de Todos en Lavalle 367 de Bahía Blanca generó la intervención de personal de Explosivos, que trabaja en el lugar para determinar si se trata de una bomba casera.

Un vecino que pasaba por el lugar detectó que alguien había colocado una especie de aerosol y un tubo luminoso y dio aviso a la Policía, que cortó varias calles en el sector.
Casi 2 horas y media después del hallazgo, el artefacto fue detonado sin que se registraran heridos ni daños materiales.. El titular de Defensa Civil, José Luis Enríquez, indicó que el artefacto estaba “dentro del nicho de gas, con una luz que parpadeaba”.
“Ahora vienen peritos y personal de explosivos de Policía Federal para una minuciosa investigación”, añadió Enríquez.
Por último, consideró que “no lo podemos tomar como una amenaza al azar, sino con la responsabilidad que amerita el caso”.
Por su parte, el titular del Consorcio de Gestión del Puerto y referente del Frente de Todos, Federico Susbielles, sostuvo que “estoy convencido de que Bahía Blanca es de otra manera y queremos vivir en un clima de paz y armonía”.
De todas formas, dijo que “lamentablemente no me sorprende porque seis meses después del primer ataque al local del Frente de Todos, el avance de la investigación es nulo… Hay infinidad de amenazas de bomba, hechos de vandalismo sin solución, siento la misma bronca y enojo que ustedes, espero que la Justicia tenga algún tipo de resultados”.
Susbielles también señaló que esto ocurre de madrugada, en lugares oscuros, donde nadie ve: “Hay que incorporar tecnología y la Justicia tiene que actuar rápidamente”.
El local en cuestión ya había sido blanco de un atentado con pintadas amenazantes algunos meses atrás.

Violencia
Esta situación es un eslabón más en un año donde proliferaron las amenazas de bomba en distintos edificios públicos y privados, aunque el hecho más grave fue la explosión de una bomba en el local de La Cámpora, en Beruti y Donado, durante la madrugada del 25 de mayo.
Por ese episodio, que provocó destrozos materiales incluso en edificios vecinos, aún no hay detenidos y la justicia admitió que no tiene pistas firmes. Por lo pronto hay un video de las inmediaciones del lugar con gente corriendo que sube a un auto en España al 400 y sale en dirección ascendente, aunque no mucho más.
Otro hecho grave, vinculado con temas políticos, fue la reciente agresión a una integrante de la comunidad mapuche residente en Bahía Blanca, Olga Curipán. El 15 de noviembre, poco después de la medianoche, en la casa de la titular del centro cultural Ruka Kimun Mapuche de Bahía Blanca desconocidos tiraron un “elemento con combustible” sobre un portón de rejas.
Diez días después aparecieron panfletos en Alberti 198, donde funciona el centro cultural, de un supuesto grupo autodenominado “Comando de Restauración Nacional”. Allí se amenazaba a miembros de la comunidad aborigen, así como a políticos, periodistas, sindicalistas, integrantes de grupos feministas y miembros del Poder Judicial, además de pedir la liberación de represores de la Triple A y la última dictadura militar.