Caso Facundo: aseguran que aun con pruebas, el fiscal se niega a detener a policías

9 agosto, 2020 Leido: 734

Caso Facundo: aseguran que aun con pruebas, el fiscal se niega a detener a policías

A tres meses y días de la desaparición de Facundo Astudillo Castro, la principal hipótesis que maneja tanto la jueza de la causa como la familia del joven, es la desaparición forzada a manos de la policía bonaerense. Sin embargo, el fiscal de la causa Santiago Ulpiano Martínez, se niega a ordenar la detención de al menos cuatro policías que se encuentran complicados en la investigación.

El fiscal continuó sosteniendo su postura aun después de que se encontrara un elemento perteneciente a Facundo en la comisaría de Teniente Origone. Se trata de un suvenir que la abuela del joven desaparecido le había regalado y que la propia madre de Facundo, Cristina Castro, reconoció en ese rastrillaje.
Si se le suma que los relatos de los uniformados no coinciden unos entre sí y que existen otros detalles importantes -como es una serie de llamativos mensajes que se mandaron los policías después de la desaparición de Facundo-, la decisión de seguir negándose a las detenciones trasluce para la querella la idea de un fiscal “parcial”.
“No se advirtieron elementos suficientes que hicieran suponer que formó parte de un accionar orientado a la desaparición de Facundo Astudillo Castro o, subsidiariamente, al encubrimiento de una conducta semejante”, dice, de forma llamativa, un comunicado de la fiscalía federal que conduce Ulpiano Martínez.
A todo esto, los abogados de la madre del joven desaparecido volvieron a pedir la recusación del fiscal, hecho que en una primera instancia había sido rechazada por la jueza federal María Gabriela Marrón.
Por su parte, luego de que el pasado miércoles se encontraran huesos y una mochila, la familia del joven pidió un nuevo rastrillaje para peritar otras pruebas que se hallaron en el lugar, luego de descartar que tanto los restos óseos y la mochila sean de Facundo.
“No hay orden de allanamiento todavía. Lo hemos pedido, pero tenemos un fiscal que no escucha y hace las cosas por su cuenta, lamentablemente estamos peleando contra un fiscal que hace lo que quiere”, contó la madre.

Intervendrá el EEAF
Al margen de sus irregularidades, el fiscal Ulpiano Martínez solicitó que el Equipo de Argentino de Antropólogos Forenses (EAAF) se sume a la causa para aportar en la búsqueda del joven desaparecido. Se trata de uno de los equipos de investigación más prestigiados en el mundo, que ha dado con el hallazgo de innumerables restos de desaparecidos por el terrorismo de Estado y otros casos de lesa humanidad a nivel internacional.
Por otro lado, otro hecho también deja marcado al fiscal, que reconoció que los policías “amenazaron” a la novia de Facundo, pero que para Ulpiano Martínez “pareció más bien un accionar tendiente a despejar el manto de sospechas” que se le había impuesto a la joven.
“El hostigamiento narrado por los testigos, claramente delictivo, que dio lugar al pertinente requerimiento de instrucción y por el cual -en su caso- habrán de responder penalmente los numerarios, pareció más bien un accionar tendiente a despejar el manto de sospecha con el que fueron cubiertos a raíz de la desaparición de Facundo”, explicó en el comunicado la fiscalía federal.

Denuncias

La trayectoria del fiscal está teñida de sucesivos hechos polémicos, que ponen en duda su imparcialidad para una causa tan delicada como la de Facundo Astudillo Castro.

En un documento que publicó en 2018 el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), sostiene que el fiscal mantuvo tres años su cargo en el juzgado federal 1 de Bahía Blanca y durante ese tiempo “mostró una incapacidad absoluta para asumir una tarea de similares características y responsabilidades”.
Además, relata de hechos que dejan todavía más expuesto a un hombre de la justicia: “En un placard en el pasillo del juzgado que tenía a cargo se encontró material explosivo con la leyenda ´…ojo está activado´, que fue analizado por expertos de la brigada de explosivos. Sin ningún tipo de resguardo ni cadena de custodia, había armas y otros explosivos a la vista, sobre los escritorios y estantes de las oficinas del juzgado. Había estupefacientes en todo el juzgado, hasta en la terraza: casi 138 kilos de marihuana, 7 de cocaína, 9 ampollas, un poco más de 2 kilos de hojas de coca, 10 paquetes de papel para armar cigarrillos, 297 cigarrillos armados de marihuana, 17 jeringas, 31 agujas”.
Por su parte, los organismos de Derechos Humanos también se han manifestado en contra del fiscal, a quien lo consideran directamente de defender a los genocidas.
“Los organismos de Derechos Humanos hemos impugnado en más de una oportunidad a Santiago Ulpiano Martínez por entorpecer el avance de las causas de lesa humanidad con el objeto de lograr la impunidad de los responsables del terrorismo de Estado. Por lo que, de acuerdo a lo planteado por los abogados de la familia y a los antecedentes del fiscal cabría, cuanto menos, disponer su inmediato apartamiento de esta causa”, manifestaron en un comunicado en conjunto respecto a la causa que investiga la aparición de Facundo Astudillo Castro.