Cuento del tío a una mujer en Huanguelén: contaban con reveladores datos sobre la víctima

4 mayo, 2021 Leido: 1357

Cuento del tío a una mujer en Huanguelén: contaban con reveladores datos sobre la víctima

Estafaron a una mujer de 72 años el pasado sábado, en Huanguelén, y en una modalidad de cuento del tío que lamentablemente se extiende por toda la zona. La despojaron de 5000 dólares, en pleno feriado del 1 de mayo y a las 7.40 de la mañana. Según contó el periodista Leo Villar, de Radio Universal, la mujer es una conocida jubilada docente y bibliotecaria, que vive en pleno centro de la localidad. “Recibió un llamado de un desconocido a su celular diciéndole que tenía a su hijo secuestrado; de fondo se escuchaban incluso gritos de un joven y el llanto de un bebé –justamente tiene un nieto pequeño- así que con esos ardides lograron mantenerla más de una hora al teléfono, amenazándola para que no saliera ni llamara a la policía. Le exigieron dinero, según algún trascendido ofreció una suma que no resultó suficiente para los delincuentes, hasta que finalmente habría indicado que tenía consigo 5000 dólares y le pidieron que los coloque en una bolsa de residuos negra en medio de la calle”, relató Villar.

RIPSACORTO

Lo que vio la mujer, siempre obligada a mantenerse al teléfono, fue un auto gris estacionado en contramano en la esquina de su casa. Una vez que volvió a entrar, el auto y la bolsa rápidamente desaparecieron. No obstante, la obligaron a seguir permaneciendo en línea hasta cerca de las 10 de la mañana, cuando finalmente pudo recorrer los 150 metros que separan su vivienda de la casa del hijo, que se encontraba en perfecto estado con su familia.
La damnificada hizo la denuncia, y la Policía comenzó a investigar a través de las cámaras de seguridad. Hay indicios orientados hacia un automóvil Fiat gris, que podría ser un Cronos, con vidrios polarizados y un golpe en la parrilla en el sector izquierdo. “Se ve ese vehículo, y algún testigo que pasó por la casa de la mujer también advirtió que estaba estacionado en contramano; al dar la vuelta a la manzana ya no estaba. Y se especula con que eran dos los ocupantes del rodado, que además contaban con datos bastante puntuales sobre la damnificada, su familia y especialmente sus movimientos de dinero. Por eso es un golpe tanto para ella como para la comunidad, porque hay una pérdida de confianza”, sostuvo Villar.
En este aspecto, aseguró el colega que “muchas mujeres solas del pueblo han recibido llamados e intentos de estafa, pero esta es la primera vez que ocurre algo así, de gente esperando en la calle que la mujer entregue el dinero”.
“Todo indica que hubo un trabajo de investigación previo, porque esta mujer fue abuela hace pocos días, y cuando se la amenazaba se escuchaba claramente el llanto de un bebé”, contó Villar, quien también advirtió que hay una pesquisa en marcha por casos similares en Coronel Suárez y Pigüe, que tendrían algunas semejanzas en el modus operandi.