De 500 a 500.000: el cheque ya está en poder de la fiscal de la causa y harán pericias

21 agosto, 2018 Leido: 17

De 500 a 500.000: el cheque ya está en poder de la fiscal de la causa y harán pericias

La fiscal pampeana Soledad Forte ya tiene en su poder y ordenó pericias para avanzar en torno a las responsabilidades devenidas de la adulteración y posterior pago de un cheque librado por OSECAC en General Pico, La Pampa, por 500 pesos que fueron transformados en 500.000 y cobrados en la cuenta del tresarroyense Hugo Maximiliano Lezcano.
“A partir de ahora se constatará si fue adulterado o no y se van a tomar las pericias caligráficas correspondientes en todas las personas que intervinieron desde la confección hasta quién lo endosó, para determinar responsabilidad y ver quién fue quién lo adulteró”, dijo el abogado que representa a la obra social, Ramiro Llanos, al portal Infopico. Al mismo tiempo, volvió a remarcar que avanza en el fuero civil lo sustanciado en torno a la responsabilidad bancaria en el hecho, punto sobre el que no habrían existido aún acuerdos de relevancia.
Respecto de las actuaciones penales, fue la fiscal Forte quien pidió los informes pertinentes y rápidamente determinó que fue el Banco Galicia, en su sede de Tres Arroyos, el que realizó el pago. También a través de la transacción se pudo identificar al encargado de cobrar el dinero, el tresarroyense Hugo Maximiliano Lezcano, de 30 años, quien fue aprehendido, trasladado a Pico y sometido a una audiencia de formalización a comienzos de agosto. Se lo imputó por “estafa” y “adulteración de documento”, en “concurso real”, tras lo cual recuperó la libertad.
El cheque original llegó al MPF piquense el viernes, según informa El Diario de La Pampa, y será sometido a diferentes pericias por parte de especialistas. Por un lado los informes que surjan serán importantes para ampliar el marco probatorio contra el presunto estafador en la causa penal, pero también serán de vital importancia para el trámite civil que inició OSECAC contra la entidad bancaria, ya que la obra social considera que sufrió un grave perjuicio económico por el pago de un valor que, a simple vista se advertiría la adulteración.

Fuentes: Infopico y Diario de La Pampa