Demoraron en Tres Arroyos a un reconocido difusor del cannabis medicinal pero tuvieron que desestimar las actuaciones

14 enero, 2022 Leido: 5625

Demoraron en Tres Arroyos a un reconocido difusor del cannabis medicinal pero tuvieron que desestimar las actuaciones

El periodista Anuar Peche, especialista en política de drogas y derechos humanos, cultivador de cannabis con fines medicinales inscripto en el REPROCANN y representante del banco internacional de semillas de cannabis BSF Seeds, fue demorado en Tres Arroyos por Gendarmería a pesar de llevar consigo una cantidad de flores secas menor a la que prevé la legislación.

El episodio, que Peche calificó como “un atropello”, terminó con la decisión de la Fiscalía 13 local de desestimar las actuaciones que se habían iniciado por “tenencia simple de estupefacientes para consumo personal”, pero reveló, según consideró el periodista, “la falta de capacitación de las fuerzas de seguridad en la normativa vigente”. De hecho, el cultivador
-que recuperará el cannabis incautado cuando termine una gira de difusión del autocultivo y las semillas de BSF Seeds que está haciendo por distintos lugares del país- propuso realizar una capacitación en Tres Arroyos.
“Esto pasó el miércoles; íbamos de Pinamar a Tornquist, pasamos por Tres Arroyos y Gendarmería nos paró para un control convencional. Allí encontraron, porque las llevábamos visibles, flores de cannabis. Nos requisaron las pertenencias, consultándonos qué teníamos, y nosotros con toda tranquilidad les indicamos que teníamos todo en regla y llevábamos menos de 30 gramos cada uno -la ley autoriza el traslado de hasta 40 gramos de flores secas-. Entonces informaron a la Fiscalía, según nos dijeron, al instructor Valderrey, y allí empezó algo que es bastante habitual, un pase de pelota de uno a otro, sobre todo cuando hay una irregularidad. Porque lo cierto es que Gendarmería encontró que nuestros papeles estaban en regla, nosotros somos usuarios aprobados por el Ministerio de Salud, y de hecho les pedimos los mails a Gendarmería y la Policía Vial para hacerles llegar la circular vigente, la ley, mi carnet, todo incluso para buscar información por su cuenta”, relató.
“Supuestamente por pedido de Valderrey, nos mandaron a la Policía Vial, donde también acudimos con toda tranquilidad porque sabíamos que estaba todo en regla. Pero a pesar de que lo único que hay que escanear es un código QR, con el cual yo he hecho más de diez viajes en avión trasladando cannabis sin problemas, nos demoraron más de cinco horas. Y además se cuestionaban unos a otros, Gendarmería decía que no podíamos llevar flores sino aceite, con total desconocimiento, y quizá por enmendar un error le echaban la culpa a la Fiscalía, y recién por la intervención de la defensora oficial, a quien ni siquiera habían notificado, pudimos lograr que se desestimen las actuaciones y se gestione la devolución de nuestras flores. Pero para ese momento nos habían abierto un expediente que decía ‘tenencia simple para consumo personal’, un error garrafal en la interpretación de la ley, porque una cosa es el consumo personal y otra la escala de la tenencia simple”, completó Peche.
Finalmente, el periodista expresó su satisfacción por el hecho de que se haya desestimado la causa, pero abogó por una mayor capacitación de las fuerzas de seguridad. “En Gendarmería no conocían la ley ni tampoco que en Tres Arroyos hay una ordenanza que adhiere a la ley nacional. De hecho el doctor Pablo Morante, coordinador del Programa Nacional de Investigación sobre los Usos Medicinales del Cannabis en Argentina, al que le estoy muy agradecido al igual que a todos los movimientos cannábicos que se pusieron en contacto con nosotros, se comunicó personalmente con los gendarmes para explicarles que estaban cometiendo un error”, aseguró.
La resolución de la Fiscalía dejó aclarado, en tanto, que se desestimaron las actuaciones al “acreditarse la validez y autorización expedida por el Ministerio de Salud según lo establecido por la ley 27.350, no surgiendo en consecuencia conducta delictiva alguna”.