Desaparecida en Pehuen Có: El esposo sería adorador de Hitler y del esoterismo

22 julio, 2015 Leido: 14

Desaparecida en Pehuen Có: El esposo sería adorador de Hitler y del esoterismo

Mientras Andrea Esnaola no aparece ni viva ni muerta en Pehuen Có, los investigadores trabajan en conocer cómo era la relación del matrimonio. Sospechan que allí puede estar la explicación para la misteriosa desaparición.

Según surge de varios testimonios ya colectados en la causa, Gustavo Martínez Ipucha era una persona “muy posesiva y absorbente” con su mujer. “La sofocaba, la ahogaba, no la dejaba tener amigas, ni Facebook ni ningún tipo de vida social. La iba a buscar todos los días a la puerta de la escuela”, describió una alta fuente del caso que conversó en exclusiva con La Brújula 24.

Además, en los últimos días, Esnaola la había empezado a pasar mal también en la escuela. “No estaba cómoda. El día que abandonó su puesto de trabajo para nunca más volver le habían dicho que no iba a tener vacaciones, algo que ella no espera, ya que pensaba descansar. Eso la angustió mucho”, agregó el informante.

Sobre la personalidad de Martínez, hay testigos que lo describen como “un facho” y un “dominador”. Como si fuera poco, los policías que allanaron la casa del matrimonio se encontraron con una sorpresa: libros y películas que hacen apología del nazismo.

“Encontramos el libro ´Mi Lucha´ de Adolf Hitler, otros más vinculados a la ideología nazi y varios VHS con películas grabadas sobre la misma temática”, describió un investigador.

Además, en el domicilio se hallaron elementos que hacen suponer que Martínez realizaba prácticas esotéricas.

Por último, otro dato que llamó la atención, y que sirvió para que peritos tracen un perfil, es que “toda la casa era para él”. Llamó la atención porque “prácticamente Andrea no tenía espacio en la vivienda de ambos”.

Todos estos datos de la vida personal de la pareja son mirados con especial atención por quienes llevan adelante la causa judicial. “Es probable que ella no aguantará más tanta presión. Vivía ahogada, sofocada”, finalizó uno de los especialistas.