El doctor García aseguró que su agresor le pegó “una trompada tremenda”

30 marzo, 2015 Leido: 7

El doctor García aseguró que su agresor le pegó “una trompada tremenda”

El doctor Daniel García cumplía con una guardia en el Hospital Pirovano cuando fue agredido por un hombre que había sido trasladado al centro de salud tras ser encontrado en la calle por la policía. En diálogo con LU24, contó como fue el episodio y describió las lesiones que sufrió, además de mostrarse sorprendido por el “descuido” que permitió que este hombre no fuera esposado por la Policía a pesar de las condiciones en que se encontraba.

“Por la noche hacemos dos turnos de descanso, con la doctora Vivian Colombo. El viernes pasado hice el primero, y me levanté a las 4 de la mañana. Unos 15 minutos después, dos policías traen a la guardia a un muchacho de unos 40 años, indocumentado, que aparentemente no era de Tres Arroyos y estaba haciendo ‘fechorías’ en el Barrio Residencial y en la ruta, por lo que la Policía había recibido unas 15 denuncias. Lo hicimos pasar al shock room para examinarlo, yo estaba medio dormido todavía; no se dejaba poner un inyectable para tranquilizarlo, no quería decir quién era, y los efectivos no querían dejarlo preso porque había otros detenidos y era necesario cuidarlo de los demás. Se preveía dejarlo en Salud Mental, que fue lo que se hizo finalmente para que lo examine la psiquiatra. Tal vez hubo un descuido por parte de los muchachos que lo llevaron sin esposas, algo que no debe hacerse, porque en esas condiciones, cualquiera puede extraer un arma o apuñalar a alguien. Cuando voy a examinarlo, y acerco mi cabeza hacia él, me pegó una trompada tremenda, que me provocó una lesión cortante en la cara interna de la mejilla, del lado derecho; una lesión dentaria, que quizá me obligue a revisarme todos los dientes, ya que cuando me hizo la revisación bucodental el doctor Valentino me los encontró flojos. Y me partió la endoprótesis desmontable de la parte superior de la arcada dentaria, que me voy a tener que hacer de nuevo. Me produjo un perjuicio muy importante en la parte laboral, tanto pública como privada. Me trajo un verdadero problema”, sostuvo García.

Tras explicar el procedimiento que luego finalizó con la asistencia del autor de la agresión en el área de Salud Mental, García admitió que “esto es una desgracia que suele ocurrir, aunque en mis treinta años de profesión nunca había sufrido una agresión así. Nosotros hacemos hincapié en que tenemos que estar mejor custodiados porque en general no tenemos problemas, pero cuando los tenemos son grandes”. Y aseguró que “no hice ninguna denuncia; es un hecho que ocurrió. No puedo denunciar al Hospital, de ninguna manera, ni a la Policía, que es muy cordial con nosotros y su comportamiento es muy correcto”.