El fiscal Lopazzo confirmó que “Albarello se negó a declarar”

3 diciembre, 2014 Leido: 24

El fiscal Lopazzo confirmó que “Albarello se negó a declarar”

El fiscal Gabriel Lopazzo confirmó a LU24 que Juan Antonio Albarello, sindicado como autor de una importante estafa en perjuicio del Banco de La Pampa, donde prestaba servicios como oficial de cuentas en la sucursal local, se negó a declarar esta tarde.

Además, recordó que “originalmente esta causa por “Defraudación especial” arrancó en Tres Arroyos y paralelamente en La Pampa” por lo que se planteó la cuestión de competencia la que recayó en nuestra ciudad, al tiempo que expresó que “todo lo hecho” en la otra provincia quedó anulado.

Al hablar de los tiempos judiciales, el fiscal comentó que “el defensor de Albarello, oriundo de Bahía Blanca, solicitó una eximición de prisión y la Cámara de Bahía Blanca lo denegó, por lo que después el Juez de Garantías de Tres Arroyos trató el pedido de detención y ayer salió la orden por lo que hoy por la mañana lo detuvo en su casa”.

Sobre el nombre de la causa, dijo que “tiene que ver con las maniobras que se despliegan en todas las estafas”, correspondiente al artículo 173 con un inciso relacionado a la utilización de datos informáticos.

“Es un delito detenible y excarcelable, aunque eso lo dirimirá el Juez de Garantías”, finalizó el funcionario judiciales.

La detención

Personal policial de la Sub DDI local detuvo hoy a Albarello tras la solicitud del Dr. Lopazzo, en el marco de una causa caratulada como “Defraudación especial” y, ordenada por el Juez de Garantías,  luego de un minucioso trabajo que permitió dar con el tresarroyense en un domicilio de nuestra ciudad.

Los hechos

A Albarello, de 43 años, se lo vincula a una importante estafa que salió a la luz a principios de este año en perjuicio de la entidad bancaria donde prestaba servicios como oficial de cuentas en la sucursal Tres Arroyos.

El “Caso Albarello” tomó repercusión nacional por la modalidad del hecho, ya que se presume que el empleado realizaba maniobras bancarias con cuentas inactivas o con poco movimiento.

De auditorías internas de la entidad, también se habría establecido que Albarello falsificó firmas para cobrar diferentes importes en otras sucursales, por ejemplo Coronel Suárez y General Acha.

Según se investigó en su momento, las transferencias a un banco privado de Necochea se fueron haciendo durante varias semanas, aunque el retiro no demoró más de 48 horas. La estafa estuvo organizada de tal forma que para cuando llegó la auditoría a la sucursal local, ya nadie sabía del paradero de Albarello.

Cabe aclarar que en el momento que todo se supo, la Justicia de La Pampa, a través de una solicitud de la propia entidad bancaria, pidió la captura internacional del sospechado ya que se presumía que se encontraba fuera del país. Este pedido fue rechazado por la Interpol, la Policía Internacional que integra la Policía Federal Argentina, ante la falta de un fallo judicial que acreditara la culpabilidad de Albarello en el caso.