El interminable derrotero delictivo de un adolescente, un riesgo para él y para los vecinos

20 septiembre, 2020 Leido: 10564

El interminable derrotero delictivo de un adolescente, un riesgo para él y para los vecinos

45En las últimas horas la Policía aprehendió a un menor de edad por hurto y violación de domicilio. Lo encontró tras ser denunciado por un vecino por robarle un cajón de herramientas en Suipacha 846, y una cámara de seguridad permitió establecer que era el mismo adolescente que minutos antes había ingresado a una vivienda de calle Alvear 734, con fines de robo. Se trata de la misma persona que, previo romper un vidrio de la puerta de la confitería Rüya, en la madrugada de ayer, se llevó el dinero de la caja en una audaz maniobra que fue registrada también por un dispositivo de videovigilancia, y que no le tomó más de un par de minutos. Tres hechos denunciados en menos de 24 horas. Pero no menos de 20 episodios delictivos lo involucran en los últimos tiempos. Inimputable desde el punto de vista de la legislación, desde la justicia se han ordenado medidas de protección –que son voluntarias- para el chico, pero es evidente que no han funcionado.

La mayor preocupación por estas horas pasa, sin embargo, por otro lado. A la radio llegó la versión fuerte de que circula, entre comerciantes locales, una fotografía del pibe. Es un rumor instalado que, de ser verdad, podría exponerlo a una eventual agresión en caso de que sea sorprendido en algún hecho. Y de ser así, no sólo configuraría un riesgo para el propio chico –que seguramente no mide, toda vez que su problemática delictiva puede ser apenas un síntoma de una cuestión de fondo mucho más grave- sino también para el vecino que acometa contra él. Porque la ira y los intentos de justicia por mano propia nunca terminan bien para nadie.
Ojalá el sentido común llegue antes, se pueda pensar en otras posibilidades para el chico, en otras estrategias preventivas para la seguridad ciudadana, y como resultado sobrevenga un poco de calma para todos.