El trabajo de Catalina Loza en el CPR local interesó a la agencia Télam

9 octubre, 2016 Leido: 22

El trabajo de Catalina Loza en el CPR local interesó a la agencia Télam

Una oficial principal que está a cargo del Comando de Prevención Rural del distrito de Tres Arroyos se convirtió en la primera mujer en toda la provincia de Buenos Aires en ocupar dicho cargo jerárquico. Afirmó que todos los días tiene “que luchar contra la masculinidad”, dice la nota de Marcelo Lev que la agencia de noticias estatal Télam distribuyó hoy a través de su servicio y de la web a todo el país.
“Se trata de Catalina Loza, de 34 años, nacida en General Alvear, quien explicó a Télam que a lo largo de 16 años en la fuerza se desempeñó en distintas reparticiones”, indica la nota, que LU 24 reproduce textualmente.
“Hay que luchar todos los días contra la masculinidad y demostrar que se puede. Tengo personal femenino muy eficiente y entendido en el tema”, expresó esta joven oficial principal.
“Es difícil que crean en una, pero hay que demostrar que se puede”, agregó Catalina, quien en el marco de su carrera se desempeñó como jefa del servicio externo en la comisaría segunda de Olavarría, en la subdelegación de la Departamental de Investigaciones (DDI) de Tres Arroyos y en el Comando de Prevención Rural de Adolfo Gonzalez Chaves, entre otras posiciones.
Loza es oriunda de “General Alvear, nacida y criada en el campo”. Y agregó que siempre estuvo ligada al campo “por una cuestión familiar y con una función como ésta, de estar cerca del productor agropecuario con el objetivo de prevenir delitos y estar a disposición cuando se hace necesario”.
La mujer asumió sus nuevas responsabilidades el pasado 27 de septiembre, al frente del Comando de Prevención Rural (CPR) tras una medida dispuesta por el superintendente de Seguridad Rural, comisario general José Quarleri, en reemplazo del comisario Marcos Solberger, quien continuará su gestión en el municipio bonaerense de La Matanza.
Al ser consultada sobre si sabía que está considerada como la primera mujer policía de la provincia a cargo del Comando de Prevención Rural, comentó que lo desconocía. “No tenía idea cuando me lo ofrecieron, y me sorprendió de sobremanera”.
“Mi familia está muy contenta y orgullosa”, agregó.
Loza tiene dos hermanas, una de las cuales se desempeña en el Servicio Penitenciario de la provincia de Buenos Aires. “Somos tres hermanas, una de las cuáles está en el Servicio Penitenciario en la unidad 30 de General Alvear, y la otra es profesora de geografía”, agregó.
“Estoy soltera, sin marido y sin novio” aclaró Catalina, al comentar que su tiempo libre lo dedica a jugar al vóleibol, andar a caballo y en cuatriciclo.
“Me gusta salir a correr, hago mucho vóleibol, y cuando tengo tiempo, y está lindo el día, me voy a andar en cuatriciclo, que es lo que me despeja”, explicó a Télam.

“Tres Arroyos me hizo crecer”
Respecto a su ciudad de residencia, que habita hace tres años y medio, sostuvo que adora “Tres Arroyos, es un lugar que me hizo crecer en muchos aspectos y estoy muy contenta”.
En referencia a cómo repercutió en sus colegas varones su designación, señaló que “hay que luchar todos los días contra la masculinidad, hay que demostrar que se puede”.
“Tengo personal femenino muy eficiente y que es entendida en el tema”, y reconoció que “es difícil que crean en uno, pero hay que demostrar que se puede”.
También comentó que el hombre de campo “cuando me ve llegar, a veces me mira raro porque no es normal que llegue una mujer, pero cuando me hago cargo de los rodeos saben qué y cómo lo hago”.
Al respecto, agregó que “quedan conformes y saben que la persona que está enfrente no es una improvisada”.
“Hay que capacitarse todos los días y estar informado” señaló Loza, quien aprovechó para dejar un mensaje a todas las mujeres: “Crean que se puede, hoy estamos de igual a igual (con los hombres) pero hay que capacitarse para demostrarle a la gente que sí se puede”.
Respecto al concepto que la gente tiene de la Policía bonaerense, Loza consideró que “tenemos la necesidad de volver a creer que disponemos de buenos y malos en todos los ámbitos, que ésta situación se va a revertir, que hay una policía de la provincia de Buenos Aires que quiere cambiar”.
Sobre sus deseos vinculados a su futuro profesional, la oficial principal dijo que su “idea acceder a ser jefe de una dependencia más grande, o desempeñarme como coordinadora en el área rural, donde no hay -en la actualidad- un cargo de esa magnitud para una mujer”.
Catalina consideró que trabaja para que al género femenino logre obtener “un lugar con mayores aspiraciones” profesionales.