El estudiante tresarroyense falleció de un paro cardiorrespiratorio en su departamento de Tandil

14 diciembre, 2014 Leido: 70

El estudiante tresarroyense falleció de un paro cardiorrespiratorio en su departamento de Tandil

Agustín Oró, un tresarroyense de 19 años, fue hallado sin vida en el departamento que ocupaba en la ciudad de Tandil. Los forenses conjeturan que, si bien restan realizarse otros estudios, una de las probables causas de su deceso haya sido la muerte súbita.

Si bien los expertos tampoco descartaron de plano que el fallecimiento haya ocurrido debido a la ingesta de algún alimento o medicamento, sí se habría llegado a una primera conclusión tras la operación de autopsia que se completó durante el viernes por la noche: Agustín murió por un paro cardiorrespiratorio no traumático. Los resultados histopatológicos y muestras tomadas al cadáver ya fueron remitidos para su correspondiente análisis.

Palabras de la Agrupación Victor Jara

Se ha dicho en estas últimas horas muchas cosas y queremos recordar a Agustín como él se lo merece. Para muchos de los que compartimos el día a día la militancia con él estamos conmocionados, acongojados y dolidos por lo que nos tocó vivir ayer.

Quienes no tuvieron la oportunidad de conocerlo queremos contarle que fue un gran compañero y militante a toda hora. Agustín, oriundo de Tres Arroyos, era un hombre que comenzó a estudiar en la Facultad de Humanas en 2013, la carrera de Historia la cual amaba, y le apasionaba. Ese mismo año comenzó a militar en la Agrupación Víctor Jara y en el grupo de trabajo de la carrera, Historia en Movimiento.

Agustín era quien abría el Centro de Estudiantes a las 9:00hs y lo cerraba a las 18 en punto; cuando lo conocimos lo llamábamos “el niño del cubo mágico” por armarlo y desarmarlo con gran facilidad, demostrando su compromiso con todxs los estudiantes de nuestra facultad pasaba mucho tiempo ordenando las fotocopias de la RIB (Red de Intercambio Bibliográfico), incluso llegó a organizarlo de manera tal que fuera de fácil acceso para cualquiera que lo necesitara, es así que lo empezamos a llamar “el niño RIB” y “el guardián del Centro”; él mismo comentaba que tenia 10 apodos ya que en donde se desempeñara tenia uno. Cada viernes a la noche en el programa de radio “Otra Noche En Vietnam” de Historia En Movimiento, solía operar los controles, muchas veces enojándose por la tamaña cantidad de temas musicales que les pedíamos o cuando queríamos tocarle los controles y, siempre predispuesto a dar una mano, en varias ocasiones operaba en el programa “La Marsupia”, en la radio 102.5 FM EL MURO. Cuando descubrimos su tendencia a perder pelo y su pasión por aprender ingeniería electoral y todo lo relacionado con ello comenzamos a llamarlo “el mini Mafia”; en una ocasión por su dotes burocráticos, sus rulos rubios y sus ojos celestes, lo llamamos “el hijo de Mirtha”. Este año con alegría y compromiso, fue electo para consejero de carrera de Historia, y suplente en el consejo académico de la Facultad De Ciencias Humanas.

Nunca olvidaremos todos los momentos vividos juntos, las juntadas, las cenas, salidas, plenarios, discusiones, risas y alegría compartida.

Amigos y compañeros te vamos a extrañar, y recordar siempre… Acompañamos y acompañaremos a tu familia… Todas aquellas cosas que queríamos hacer juntos, las vamos a hacer por vos…
HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMPAÑERO!