Cinco balazos y una puñalada en el cuerpo de la mujer asesinada en Necochea

31 julio, 2020 Leido: 3555

Cinco balazos y una puñalada en el cuerpo de la mujer asesinada en Necochea

La autopsia realizada sobre el cadáver de Alejandra Fiorito, la mujer de 45 años que fue encontrada sin vida en la mañana de este jueves en Necochea, reveló detalles escabrosos. La víctima fatal recibió cinco disparos y un corte con un arma blanca.

El cuerpo fue hallado ayer por la mañana en el asiento del conductor de un automóvil, en el que se encontraron además envoltorios con cocaína, informaron fuentes policiales y judiciales. El cadáver fue encontrado cerca de las 9 dentro de un vehículo marca Volkswagen Surán que se hallaba estacionado en avenida 58, entre las calles 87 y 89, a 15 cuadras del centro de la localidad balnearia.
Una fuente de la investigación indicó que la mujer presentaba cinco disparos “en la espalda”, y que dentro del auto fue hallado “un plomo que podría corresponder a un revólver calibre .38″, ya que “no se encontraron vainas”.
Ayer por la tarde se supo que Fiorito murió por un shock hipovolémico, o sea, una gran pérdida de sangre que, según los estudios, fue provocada por uno de los disparos que le perforó el corazón y uno de los pulmones. La mujer fue acribillada: además del tiro letal, recibió otros cuatro balazos y fue cortada en la zona del estómago con una arma blanca, dato que llamó la atención a los investigadores de la causa.
Además, en el interior del vehículo fueron encontrados 29 envoltorios con cocaína, un teléfono celular y otros dos chips, que serán sometidos a peritajes, al igual que otros objetos hallados.
En el lugar trabajó personal de Policía Científica, de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local, e intervino el fiscal Carlos Larrarte, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 30 de Necochea.
Rápidamente se dispuso el relevamiento y análisis de cámaras de seguridad privadas y municipales de la zona, para tratar de determinar las circunstancias y la hora en la que se produjo el homicidio, así como para obtener información sobre el móvil y los posibles autores del crimen.
La investigación del hecho está caratulada como “homicidio simple, agravado por el uso de arma de fuego”.