La Cámara confirmó la preventiva para el acusado de un abuso sexual en Chaves

14 febrero, 2021

La Cámara confirmó la preventiva para el acusado de un abuso sexual en Chaves

La Cámara Penal de Bahía Blanca confirmó la prisión preventiva para un chavense, identificado como Carlos Horacio Picchio, acusado de haber abusado sexualmente de una adolescente en la vecina ciudad, en un hecho ocurrido el año pasado.

Dos adolescentes denunciaron públicamente el pasado 22 de septiembre, a través de las redes sociales Twitter e Instagram, haber sido abusadas sexualmente por al menos dos adultos en una reunión que se celebró en la vivienda de un efectivo policial, en Adolfo Gonzales Chaves. Allí, la mayor de ellas, de 15 años (V), habría sido obligada a mantener relaciones sexuales con uno de los hombres, y la menor (M), de 14, denunció haber sido manoseada probablemente por otro de los individuos. Todo ocurrió, de acuerdo al relato de las propias chicas, en un encuentro que compartieron convocadas por una joven de 24 años, que según dicen las invitó a la casa del policía –que no participó de los hechos que las adolescentes denunciaron- . Allí estaban además los supuestos abusadores y otra chica que al parecer decidió irse antes de los sucesos narrados.
La justicia de Garantías dictó la prisión preventiva de Picchio y en los últimos días la Cámara Penal de Bahía Blanca rechazó una apelación y confirmó esa medida. El acusado, de ser condenado, podría recibir de 6 a 15 años de prisión.
La defensora Elisa Hospitaleche recurrió la decisión de la jueza subrogante de Tres Arroyos, Verónica Vidal, y pidió la libertad de su asistido.  Dijo que no se probó la materialidad del delito y que se había hecho uso, como medio de prueba, de mensajes de WhatsApp del acusado sin respetar su derecho a la intimidad.
Por último, planteó que en caso de ser imputado el hecho debía encuadrarse como estupro y que, en definitiva, “no se trataría de una situación de abuso sino de gusto” por lo cual la chica desistió de mantener relaciones.

Audios delatores
Según publica La Nueva, los camaristas Pablo Soumoulou y Gustavo Barbieri, de la Sala I, desacreditaron los argumentos de la defensa.
En principio consideraron que la transcripción de los mensajes de WhatsApp de Picchio a un amigo que también había concurrido a la fiesta -mediante los cuales admitía el encuentro sexual- “no ha implicado una afectación al derecho a la privacidad”.
Es que la justicia había autorizado a la fiscalía secuestrar el celular y conocer las comunicaciones relacionadas con el hecho que era investigado y, por otro lado, al momento de ser indagado, acompañado por su defensa, nada se planteó al respecto.
Sobre el contenido, la Cámara opinó que se trata de “manifestaciones espontáneas, voluntarias y sinceras que surgen de una charla con un amigo”.
“Resultan contundentes los audios donde el imputado expresamente manifestó haber accedido carnalmente a la joven (…) y le expresó a su amigo (…) su preocupación por las resultas de este proceso judicial”, sostuvieron los camaristas.
“Aquí el punto central no se encuentra en la edad de la víctima o su inmadurez, sino en la rotunda negativa de…(la víctima) a mantener relaciones sexuales con el imputado, quien no acató la voluntad de la víctima y ejerció violencia psicológica y física sobre ella para cometer el abuso”, explicaron.
Y aludió a antecedentes de la Suprema Corte de Justicia bonaerense.
“El consentimiento no podrá inferirse del silencio o de la falta de resistencia de la víctima a la supuesta violencia sexual” y “la credibilidad, la honorabilidad o la disponibilidad sexual de la víctima o de un testigo no podrán inferirse de la naturaleza sexual del comportamiento anterior o posterior de la víctima o de un testigo”.
Por otro lado, el informe médico realizado tras la denuncia marca que la chica presentaba “angustia” y que tenía “lesiones compatibles con contacto sexual reciente”.
La psicóloga que la entrevistó, en tanto, consideró su discurso “coherente” y que demuestra “preocupación y malestar en cuanto a la actitud de ‘la gente’ de su ciudad luego de la denuncia”.
Probado el delito y la autoría, y teniendo en cuenta la pena en expectativa, la justicia dispuso que Picchio continúe preso, al menos hasta el juicio.