Magrath declaró ante la fiscal Vidal por los delitos de coacción y perturbación de un acto funcional

22 noviembre, 2016 Leido: 12

Magrath declaró ante la fiscal Vidal por los delitos de coacción y perturbación de un acto funcional


Este martes, el exsecretario de Seguridad, Ricardo Magrath, declaró ante la fiscal Dra. Verónica Vidal, en el marco de la causa de coacción y perturbación de un acto funcional, hecho denunciado por el director de la Academia de Policía Local, subcomisario Christian Palacios.

La abogada defensora del acusado, Elisa Hospitaleche, en diálogo con la prensa, dijo que “Magrath prestó declaración ante la secretaria de la Fiscalía, Dra. Natalia Ramos, quien fue la que llevó adelante toda la indagatoria, y que después bajó la Dra. Vidal para formular algunas preguntas”.

Luego aclaró: “pusimos de manifiesto todo en relación al hecho de la coacción y la perturbación donde lo involucra Palacios al ex secretario de Seguridad, contestamos las preguntas, el respondió preguntas que formulé yo respecto a si había recibido oficialmente un requerimiento del Ministerio Público, la Fiscalía, relacionada con la presentación de los efectivos policiales y el ex secretario de Seguridad manifestó que no había recibido formalmente nada, incluso Palacios cuando se dirigió a la secretaria no había presentado nada. Es muy raro que en la causa el oficio dirigido por el Ministerio Público y el Juzgado de Garantías vaya dirigido a la Escuela de Policías, eso es en calle 1810 al 400 y la secretaria de Seguridad está casi en Castelli, no había ninguna orden judicial directa al secretario de Seguridad”.

Sobre cómo fue la indagatoria, Hospitaleche contó que “Vidal le preguntó puntualmente si lo había amenazado a Palacios, y él le refirió que de haber estado los legajos en su oficina personal no los hubiese encontrado, circunstancia que él manifestó que no es cierto porque en todo momento le ofreció no solamente ese legajo, sino toda la caja completa de las fotocopias de legajos, y aclaró Magrath que en la secretaria solamente estaban las copias de legajos, que los originales están en el ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires y que toda la documentación había sido recepcionada por personal administrativo, lo que luego sería la Academia de Policía y que él no tiene documentación ni nada por el estilo”.

Sin presencia del Juez de Garantías

Consultada la Dra. Hospitaleche sobre si el Juez de Garantías se había hecho presente, contestó que “el Dr. Oleaga informó por despacho, que notificó en la mañana de hoy, que consideraba que era innecesaria la presencia de él para garantizar el debido proceso, que no había elementos suficientes que hicieran sospechar que vulneraria el acto procesal”.

“Insisto en que el acto procesal se cumplió, independientemente que está corriendo el plazo para la contestación del Ministerio Público de la recusación y luego el Juez tendrá 48 horas, una vez que se venza el plazo de tres días del ministerio público, tendrá 48 horas para resolver, nosotros igual el acto procesal lo hicimos porque es un acto legítimo, el primer acto de defensa que tiene un imputado y todos los actos procesales que se desarrollan en el marco de un incidente de recusación son válidos mientras no sea recusado el funcionario y la parte que se viera perjudicado por estos actos no lo decrete nulo”, aseguró.

Los audios en la causa

Con respecto a los audios que fueron aportados a la causa la abogada de Magrath explicó que en esta causa no están presentados si no que corresponde a la causa que involucra a los cinco efectivos policiales que adulteraron los títulos secundarios.

“En esta causa solamente se responsabiliza a Magrath respecto de la perturbación y la coacción. Perturbación en cuanto a que habría puesto obstáculos para entregar copias de los legajos de los efectivos policiales, circunstancia que quedó acreditada que no es cierto y surge de la otra causa, además porque las copias de los legajos están acá en la Fiscalía. Respecto a la coacción tiene que ver con haber intimidado, o no, al subcomisario Palacios”, manifestó.

Los pasos a seguir

Con respecto a los pasos a seguir declaró que “ahora la Fiscalía decidirá si hay elementos suficientes, hay más personas que manifiestan lo mismo que manifestó Magrath, que él no coaccionó, no amenazó, no amedrentó a Palacios. Hay distintos funcionarios que estaban en ese momento también en el espacio físico de la secretaria y los tendrá que llamar a declarar el Ministerio Público, eso se llama evacuación de citas”.

La causa de los títulos truchos

Finalmente, la Dra. Hospitaleche se refirió a la causa de los títulos trucho: “En relación a los audios, lo que están relacionados a esta causa, lo que yo tengo entendido es que el ministerio de Seguridad ordenó un sumario administrativo respecto de Rodríguez. A mí me remitieron que acompañara copia de la denuncia que hice en el día de ayer contra Rodríguez en la Fiscalía General Departamental, y en relación a lo que va  a decidir la Fiscalía en base a esos audios, será una cuestión que lo decidirá la Fiscalía. Están vinculados todos con una maniobra en la otra causa, en la causa donde se investigan a cinco efectivos policiales por la utilización de un instrumento público, luego decidirá si o no, si va imputarle a Magrath algún delito relacionado con esto”.

También aclaró que se va a presentar con Mauricio Esteban Duchosal -uno de los oficiales acusados de adulterar el título de secundario- a prestar declaración por el tema de los títulos truchos, “el Ministerio Público decidirá si hay elementos para responsabilizarlo a Magrath también en esa causa o no”, expresó.

“En todo momento dijimos que íbamos a declarar porque esto es un trascendido periodístico donde aparentemente se hace eco de una manifestación de un funcionario de haberse sentido amenazado por un ciudadano como es Magrath, recuerdo que no es policía, es un secretario de Seguridad que dependía políticamente del Intendente, y, eventualmente, Palacios depende jerárquicamente del Ministerio de Seguridad, no de Magrath”, concluyó la defensora del renunciante funcionario municipal.