“Les abrí la puerta a los tipos que me terminaron mostrando armas”

1 agosto, 2014 Leido: 16

“Les abrí la puerta a los tipos que  me terminaron mostrando armas”

Un nuevo asalto a mano armada se produjo esta mañana en la empresa Cerealera Ford, ubicada en calle La Rioja 998, de donde sustrajeron dinero en efectivo tanto de la firma como de un cliente, además de efectos personales de los colaboradores. “Les abrí la puerta a los tipos que me terminaron mostrando armas”, expresó a LU24 el propietario, Darío Ford.
El hecho se produjo alrededor de las 10, cuando dos personas jóvenes tocaron el portero eléctrico de la empresa y, una vez adentro, desenfundaron un arma de fuego, obligaron a todas las personas que estaban en el lugar a tirarse al piso, los maniataron con precintos y se alzaron con plata.
“Donde abrimos la puerta nos redujeron ya que no estamos preparados para esta cosa. Al muchacho que estaba conmigo lo precintaron en el suelo y a mí me pedían la plata, por lo que les fui dando lo que encontraba, la caja de una rifa que tenía en un cajón, dinero también del negocio”
Todavía consternado con lo ocurrido, declaró que “fue algo tremendo, no sé si fueron cinco minutos o diez horas”.
“Fue en un horario inesperado totalmente. Parece que es lo mismo vivir acá que en el conurbano, es una cosa de locos”, agregó.
“Si les tengo que agradecer algo, es que no nos maltrataron. No tenían los rostros cubiertos, ni estaban drogados o borrachos”, comentó.
Es la primera vez que Ford sufre un asalto aunque ha sido víctima de muchos robos. Los asaltantes se alzaron con unos 12 mil pesos de la empresa, mil pesos de un cliente que se encontraba en el lugar y efectos personales de un colaborador de Cerealera Ford, entre los que había rifas de una institución deportiva.
“Es paralizante, no hay límites para estas cosas. Si hay algo que me tengo que reprochar es la tremenda ingenuidad con la que actué, yo les abrí la puerta, teniendo reja y portero eléctrico, es increíble. La gente debe tomar real conciencia que la mano está muy complicada. Les abrí la puerta a los tipos que me terminaron mostrando armas”, lamentó.
“Les pido disculpas públicamente a los policías que fueron en ese mismo instante porque realmente los traté mal ya que estaba muy excitado y les reprochaba qué hacían conmigo y por qué no iban a buscar a los tipos pero ya está, ahora estoy más tranquilo”, concluyó no sin antes advertir que va a reforzar las medidas de seguridad.