Patrullero volcado en Bahía: Detenido aclara que no tuvo intervención

1 agosto, 2020 Leido: 1341

Patrullero volcado en Bahía: Detenido aclara que no tuvo intervención

El conductor del automóvil involucrado en un incidente con la policía bahiense, que terminó con un patrullero volcado en Sesquicentenario y Don Bosco, y que fuera hecho público por el portal www.labrujula24.com.ar , envió a LU 24 una nota en la que solicitaba aclarar el suceso, en el que se vio involucrado, y atribuye el inicio de todo lo sucedido a que la gestora no fue al Registro del Automotor de Bahía Blanca, para formalizar la transferencia del rodado.

Gabriel Cisneros, tal el nombre que cita el portal bahiense, dice que “todo empezó cuando estaba por hacer la transferencia ya pagada (tengo el comprobante) el día 29 del mes 7 a las 12 del mediodía, me presenté en el Registro del Automotor y mi gestora jamás apareció con los papeles del auto que previamente le había dado para el trámite”.

“Cuando fui a preguntar el por qué, me pidió solamente disculpas y que re programaba el turno. No me dio explicaciones; yo le había dicho que sí o sí necesitaba la transferencia porque tengo a mi nene en Bahía, y yo soy de Cerri” dice y agrega: “el día del hecho, la mamá de mi hijo me pidió por favor sino le podía llevar pañales y leche, es mi hijo; obviamente si necesita algo voy a ir, aunque por culpa de la Gestora no tenga la transferencia hecha”.

“En fin, fui,  discutimos con mi pareja por qué como me va a avisar a esa hora de lo que necesitaba; me fui llorando del lugar por la discusión y a la vuelta, a dos cuadras de la casa de mi hijo, veo un patrullero. Yo no le presté atención, ya que iba a una velocidad normal, respetando los semáforos, jamás hice algo ilegal como para que me parara. Iba normal y me pasa el patrullero y puso balizas; no le preste mucha atención porque no emitieron ruidos, nada, solo frenaron. Entonces, lo pasé, todo muy normal, a una velocidad de 30 o 40 km/h., aproximadamente y luego de unas cuadras veo el patrullero atrás y me hace seña de que pare a lo que le bajé el vidrio y le dije, cordialmente, y sin jamás aumentar la velocidad, que tenía los papeles en la gestora, que no podía parar que por favor no me pare (siempre yendo a la misma velocidad, jamás aceleré ni atenté contra el oficial)”, explica.

“Fuimos unas cuadras dónde el me pedía que pare, y yo casi llegando a la ruta le dije que me siga, que le daba el auto. Ahí fue cuando el patrullero, sin razón me entró a cerrar, buscando chocarme el lateral izquierdo (tiene que aparecer todo en las cámaras de Av. Alem). Ahí fue cuando me asusté y me dije a mí mismo “está loco, como me va a querer chocar, si yo no hice nada malo como para que me haga eso y me asusté y aceleré, noté siempre que me seguían, pero siempre estuve a una distancia de más de 100 metros. Jamás ví que eran 9 patrulleros. Todos los medios dicen que yo encerré al patrullero, que volcó, y jamás lo hice; es más ni siquiera ví a alguien que volcó. Yo me enteré cuando me aprehendieron (también tiene que estar en las cámaras que yo ni cerca estuve del patrullero volcado), sostiene.

“Cuando entro a Cerri, solamente quería llegar a mi casa y avisar de lo que pasaba así alguien se enteraba, porque no tengo celular y no me sé los números de mis familiares. Cuando quise doblar parece que dejó de andar la dirección de mi auto y frené lo que pude, pero se me subió 30 cm. al cordón más no creo. Frené y esperé a las patrullas, jamás intenté huir a pie ni nada por el estilo, ya que mi intención desde el primer momento era que no me saquen el vehículo por culpa de la gestora,  y al segundo momento ya sólo quería que mis familiares se enteren de lo sucedido. No corrí porque tenga algo ilegal y mucho menos por algún delito. Fue todo una cadena de malos entendidos, y jamás puse en peligro a ningún patrullero antes de la persecución y mucho menos hice volcarlo, yo solo me defendí de la autoridad abusiva que me quiso chocar sin motivo, ya que no había atentado contra nadie”, dice.

“Mil disculpas a los oficiales heridos ya que ellos también son víctima de una historia mal contada. Andá a saber que dijeron por la radio para que actúen así. Me ofrecí para todos los exámenes toxicológicos y para la alcoholemia, ya que mi único problema era el que a mis papeles lo tenía la gestora” relata.

“Lamento todo lo sucedido, pero si no había hecho nada y me tiraron el patrullero encima son capaces de cualquier cosa; hasta ahora tengo miedo de que tome represalias en contra mía la Policía por el accidente mal contado. Muchas gracias por darme la oportunidad de aclarar todo”, concluye.