“Porra” Santos es juzgado por presuntas lesiones contra su exesposa y resistencia a la autoridad

29 abril, 2015 Leido: 11

“Porra” Santos es juzgado por presuntas lesiones  contra su exesposa y resistencia a la autoridad

Desde hoy y en la sala de audiencias del Juzgado Correccional se lleva a cabo el debate oral por dos causas en las que se imputa a Rubén Omar Santos, conocido como el “Porra”. Santos está acusado de agredir físicamente y privar de su libertad a su ahora exesposa, y en el juicio se resolvió unificar esta causa con otra que se le sigue por resistencia a la autoridad. El primero de los hechos fue denunciado en noviembre de 2013, mientras que el segundo ocurrió en enero de este año, en la ruta 73.

 

Ambos casos fueron investigados por el fiscal Gabriel Lopazzo, quien lleva adelante también la acusación en juicio, y está encargado de juzgarlos el doctor Gabriel Giuliani, magistrado del fuero Correccional local. Santos es asistido, en tanto, por la doctora Graciela Cortázar, Defensora General Departamental.

El debate se inició pasadas las 9, con una fuerte presencia policial en las adyacencias del Juzgado, ubicado en 25 de Mayo 162, y también una buena cantidad de público. Poco después, ya iniciada la audiencia, todo transcurría con normalidad y ya no fue necesaria una protección especial.

 

“Prejuzgado”

 

Cabe recordar que, antes de la sustanciación del juicio oral, Santos acudió a LU24 con una grabación efectuada en forma casera con conversaciones de su otrora representante legal, el doctor Mario Fabián Montenegro, con la que intentó demostrar, a raíz de una frase de este último, que estaba siendo “prejuzgado” por el Tribunal encargado desde hoy de examinar su conducta. En el audio en cuestión, Montenegro dice haber recibido, por parte de un funcionario judicial, el consejo de “no defender a un indefendible”, por Santos.

A raíz de esa situación, el imputado aseguró que estaba dispuesto a quitarse la vida antes de volver a la cárcel. En este sentido, vale señalar que, aunque por ninguno de los delitos que se le achacan en la oportunidad estaría obligado a cumplir efectivamente una pena en prisión, hechos anteriores le jugarían en contra y, de existir una condena en este juicio, podrían devenir en su alojamiento en un establecimiento carcelario.