Ritondo: “Aquellos policías locales que no están capacitados no se quedarán sin trabajo”

2 octubre, 2016 Leido: 36

Ritondo: “Aquellos policías locales que no están capacitados no se quedarán sin trabajo”

Ritondo: “Aquellos policías locales que no están capacitados no se quedarán sin trabajo”

Luego de que se realizará estudios en efectivos de las fuerzas comunales y que arrojará datos preocupantes, el ministro de Seguridad de la Provincia,  que no correrá peligro las fuentes laborales.

Cristian Ritondo dijo que “Aquellos policías que no están capacitados no se quedarán sin trabajo”

El gobierno de Cambiemos llevó adelante una serie de estudios sobre gran cantidad de efectivos de las Policías Locales. El relevamiento realizado arrojó datos preocupantes, cerca de mil integrantes de la fuerza comunal no se encuentra psicológicamente preparados para cumplir con su rol y otros tantos, no se encuentran aptos físicamente.

En ese marco, en declaraciones, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, puso blanco sobre negro en el debate policial.

Dijo que hay unos mil policías locales que no están preparados psicológicamente para ejercer la función.

Y agregó que el que no esté en condiciones de ser policía, no tiene que ser policía. Y aquellos que se puedan recapacitar para ser policías, lleve un mes, dos o tres, se los mandará otra vez a la escuela para reformular lo que está mal.

Esto será a través de un exámen. Unos 8.600, casi el cincuenta por ciento de los policías que está en la calle, ya fueron pasados por un sistema de auditoría.

En cuanto a la posibilidad de apartarlos de la fuerza, indicó que se va  a analizar caso por caso. Seguramente tienen capacidades para hacer otra cosa. Seguramente lo va a anunciar la Gobernadora próximamente.

Serán afectados a tareas administrativas,  salvo que lo estemos echando porque tiene algún antecedente, o unos cuantos que falsificaron título secundarios para poder ingresar, la idea es que no pierdan el trabajo, que hagan otra cosa que no sea estar con un arma en la calle.