“Robo de identidad” : otro modo del delito con víctimas en Tres Arroyos

13 agosto, 2014 Leido: 36

“Robo de identidad” : otro modo del delito con víctimas en Tres Arroyos

El “robo de identidad” es falsear el nombre, apellido, datos personales y situación frente a los órganos fiscalizadores ante empresas particulares, el Estado mismo y prestadores de servicio por parte de un delincuente en detrimento de un ciudadano honesto al azar.

Hay casos de “robo de identidad” descubierto por víctimas que se han visto involucradas en tremendos problemas indeseados que los tiene como acreedores de pagos y responsabilidades que no les pertenece.

Cómo es el “robo de identidad”?. Es una operatoria que realiza un inescrupuloso aportando datos de otra persona, su CUIT, dirección etc con el fin de lograr un bien o servicio a manera de usufructo propio, pero en detrimento del verdadero titular de la documentación apócrifa presentada.

No hace mucho tiempo esto sucedió con créditos bancarios. Determinadas personas recibieron intimación de deudas vencidas de operaciones que jamás hicieron. Les llevó mucho tiempo demostrar que la maniobra fue ilegal y realizada por un tercero desconocido en nombre de quien a la postre, es “víctima”.

Con telefonía celular

En Tres Arroyos hay al menos un caso detectado con telefonía celular de la empresa “Personal” que intima a un convecino a pagar dos facturas vencidas de servicios prestados por una  línea “empresas” que está siendo usufructuada en Córdoba.

Mayúscula fue la sorpresa en primer término cuando recibió la factura de un servicio que no es suyo. Y segundo cuando al no pagarla la firma proveedora del servicio, lisa y llanamente, intima al convecino a hacer efectivo el saldo que supera los 2000 pesos mensuales de gasto.

En la oficina local de Personal no le supieron dar información, pero cuando pidió requisitos para comprar una línea con abono, le informaron que sólo se pide el comprobante de situación ante AFIP (que cualquiera puede lograr el de cualquiera por Internet con solo tener el número de DNI) y la fotocopia de un documento de identidad coincidente con el CUIT, lo que se falsifica fácilmente.

Intimada la empresa Personal, no recibe las Cartas Documento enviadas para que aclaren la situación y esto obligará a la víctima a tomar otro destino en su lucha.

Denuncias a defensa al consumidor y penal

Terminado con este trámite inicial, quien se ha visto involucrado en este suceso que lo llevará a figurar como moroso, por ejemplo en el VERAZ, sistema nacional de datos de personas y empresas con conflicto con sus acreedores, acudirá a Defensa al Consumidor, como trámite administrativo válido y debió contratar los servicios de un abogado para ejercer la defensa de una injusticia y a la vez concretar la denuncia penal por estafa, defraudación y robo de identidad. Un verdadero problema.

El doctor Raúl Alí, otra víctima

El doctor Raúl Alí también denunció esta mañana, a través de LU24, un caso de robo de identidad a través de una cuenta de telefonía corporativa de la empresa Personal. “En enero recibí una factura por 6500 pesos en mi casa, por una cuenta de 15 líneas con característica 0341, de Córdoba. Me movilicé a la oficina local de Personal, me contactaron con la empresa, y me enviaron un formulario por desconocimiento de línea, lo respondí enseguida pero al mes siguiente volví a recibir otra factura por 6500 pesos. Terminé con un abogado, porque en febrero me ofrecieron que pague y me restituían las líneas, hasta que tuve que enviar una carta documento, que recibieron pero de la que no tengo respuesta”, relató.

Pero no sólo le sucedió lo relatado, sino que además en diciembre último recibió en su casa tresarroyense una llamada desde Musimundo Córdoba, para alertarlo sobre un intento de compra con una tarjeta de crédito por parte de un desconocido que se presentó con un documento de identidad a nombre de Raúl Alí. “Por suerte, la empresa se negó a venderle por el monto de lo que iba a comprar”, dijo.