Robos, aprehendidos y daños en una madrugada agitada para la Policía

24 agosto, 2014 Leido: 24

Robos, aprehendidos y daños en una madrugada agitada para la Policía

Una madrugada agitada se vivió en torno a la crónica policial, con un robo, daños y aprehensiones por distintos hechos, además de la suspensión de una fiesta que se pretendía hacer, con presencia de menores, en un club céntrico.

En uno de los casos, desconocidos ingresaron a una carnicería ubicada en Laprida 333, denominada “Mi viejo” y propiedad de Ramón Capristo, de donde sustrajeron carne, embutidos, cuchillos y otros elementos.

El damnificado vive detrás del local comercial. Percibió ruidos y ladridos de perros, y cuando se acercó a constatar lo ocurrido, halló que los delincuentes habían roto la cerradura de la puerta del frente, para despojarlo luego de la mercadería que había en el interior.

Otra vez cayó “Piturro”

Tras haber recuperado la libertad días pasados, imputado por la sustracción de elementos en una obra en construcción, volvió a caer tras las rejas Diego “Piturro” Hiriart, de 28 años, y vinculado a varios hechos delictivos.

Hiriart fue interceptado por la policía en Benito Machado y Primera Junta, a bordo de una camioneta Ford F100 negra, dominio WLX 785, en la que lo acompañaban dos menores de edad.

En la caja del rodado, los uniformados hallaron varios pares de zapatillas que fueron reconocidas como propias por el vecino Raúl Alfredo Llanos, domiciliado en Rauch 864 y que sufriera la sustracción de las mismas, entre otros elementos, de su vivienda ubicada en la dirección mencionada.

Cabe agregar que los menores aprehendidos junto a Hiriart son oriundos de San Cayetano, y su padre y hermano mayor se encuentran detenidos en establecimientos carcelarios cumpliendo condenas por diferentes hechos ilícitos.

Aprehendido con un arma

La Policía aprehendió a dos jóvenes que llevaban consigo un arma de fuego y una capucha, y en su poder se secuestraron además elementos robados en un domicilio en la modalidad “escruche”.

Los aprehendidos fueron identificados como Leandro Palmares, de 20 años, y Claudio Tolosa, de la misma edad. Según información suministrada por la policía, los nombrados fueron atrapados tras un llamado efectuado a la fuerza por Matías Ferreyro, domiciliado en Derqui 1084 de esta ciudad.

Según la denuncia de Ferreyro, desconocidos ingresaron a un galpón de su propiedad, tras saltar un muro ubicado en la parte trasera y violentar un candado.

En poder de los sospechosos, que fueron interceptados en inmediaciones de la plaza de Villa Italia, se encontraron un revólver calibre 22 corto, un cuchillo labrado con funda, una bicicleta playera roja, una garrafa de 10 kilos y una cortadora de césped eléctrica de color rojo.
Imputados de robo agravado en flagrancia, los aprehendidos fueron puestos a disposición del fiscal en turno, doctor Carlos Facundo Lemble.

Daños en una vidriera

Por otra parte, y según informó el secretario de Seguridad, Ricardo Magrath, la policía aprehendió a una persona tras provocar daños en el local del Restaurant Cosenza, ubicado en Maipú 156.

Se le imputa al aprehendido haber roto los cristales de la vidriera del establecimiento.

Impidieron la realización de una fiesta

Personal dependiente de la Secretaría de Seguridad impidió la realización de una fiesta no autorizada que se iba a celebrar en el Club de Pelota, a la que iban a concurrir menores de edad. Según indicó Magrath, “hubo intentos de disturbios a raíz de que los jóvenes que no pudieron ingresar, porque el club rápidamente cerró las puertas así que no fue necesaria una clausura, pero la policía los disuadió”.

No obstante, se aprehendió en el lugar a un menor de 16 años, que con una piedra rompió el cristal de una ventana del club.

Sinatra

En relación con el local nocturno que abrió sus puertas el fin de semana pasado, y que motivó quejas de vecinos y la actuación del área de Inspección, el titular de la cartera de Seguridad sostuvo que “ayer no hubo llamados de los vecinos. Hemos tomado algunas medidas preventivas, aparte de las que se tomaron en cuanto a infraestructura que está llevando a cabo el local. Hasta que estos cambios se realicen se hicieron algunas modificaciones en cuanto a la música, dejando los graves en 0, así que con buena voluntad tanto del local como de los vecinos, no hubo inconvenientes”.