Hondo pesar por la muerte de la Policía dorreguense

1 septiembre, 2014 Leido: 20

Hondo pesar por la muerte de la Policía dorreguense

Gisela Alavila, subinspector que trabajaba en la Comisaría de Coronel Dorrego, falleció ayer junto a su pareja también policía, en un accidente automovilístico en cercanías de Guaminí.

La noticia causó profundo dolor entre sus compañeros de trabajo ya que Gisela era considerada como excelente persona.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 7:30 de la mañana, en el kilómetro 205 de la ruta 33, en proximidades a la localidad de Guaminí. Las causas del siniestro todavía se investigan, y tras el impacto la pareja falleció en el acto.

No hubo otro vehículo involucrado, ya que el Corsa en el cual viajaba la pareja, impactó contra una pila de postes destinados al tendido eléctrico.
La pareja de Gisela Alavila, Sebastián Fernández, era oriundo de Necochea.