Tras dos días de debate, absolvieron al joven acusado del crimen de Carlos Fernández

13 septiembre, 2021 Leido: 4190

Tras dos días de debate, absolvieron al joven acusado del crimen de Carlos Fernández

El Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil de Bahía Blanca absolvió al menor de 17 años acusado de asesinar al albañil Carlos Fernández, el 10 de septiembre de 2020, en su domicilio de Jujuy 430, luego de dos días de debate en la sede judicial de calle 25 de Mayo 160.


La Dra. Elisa Hospitaleche, defensora del menor, explicó a LU 24 que “lo que aportó la Fiscalía no convenció al Tribunal para inculparlo y condenarlo” y dijo también que “la representante del Ministerio Público, Dra. Vizzolini pidió licencia unos días antes del debate, por lo que fue reemplazada por un fiscal de Bahía Blanca”.

Manifestó que su defendido “estaba detenido, desde hace un año, con prisión preventiva; y en el debate tuvimos un fiscal que no fue el fiscal natural de Tres Arroyos, sino que lo reemplazó un fiscal de Bahía Blanca porque la Dra. Vizzolini pidió licencia unos días antes; el Juez de Garantías de acá le había ordenado una prórroga por 180 días, estaba detenido en un Instituto de Menores de Mar del Plata”.

El Tribunal asimismo le ordenó a la Fiscalía en turno de Tres Arroyos, que siga investigando el delito, y a su vez ordena la posible comisión de delitos que la defensora denunció en sus alegatos por falso testimonio.

El inicio de la causa
“La causa arranca originariamente a cargo del Dr. Lopazzo y luego aparece una persona en el medio el allanamiento, que tira una hipótesis donde involucra a un menor de edad, y ante esa situación interviene la Fiscalía del Joven, e incluso, si hubiera adultos, sigue interviniendo la Fiscalía del Joven”, explicó la abogada.

“Con los elementos iniciales reunidos por Lopazzo con una investigación bien hecha; el personal de DDI trabajo mucho para arrimar elementos al Ministerio Publico. Con la hipótesis que había sido menor, la fiscalía del joven mantuvo la hipótesis sin analizar ninguna otra, y mandó a juicio a mi asistido; nosotros obviamente queríamos más allá que hubieron errores groseros en cuanto a materia de prueba que yo había pedido que se analizaran e incluso al dia de la fecha no se habían cumplido”, sostuvo.

“Yo soy de la idea que todos tienen que estar a derecho, por lo que nos presentamos porque podíamos acreditar en la causa en la etapa de instrucción que podíamos desvincularlo pero había una cuestión de la fiscalía que sostenía que era culpable por lo que terminamos en el juicio”, expresó Hospitaleche.

“El argumento era el testimonio de una sola persona”
“El argumento del Ministerio Público era el testimonio de una sola persona, la que aparece ese día del allanamiento en su casa, simulando una situación de violencia que quedó desnuda en el debate, y el Tribunal consideró probadas las contradicciones, y el testimonio se cae, por otro lado, le atribuyo el delito de portación de armas, delito del que fue también absuelto porque no se acreditó; no hubo armas secuestradas y tampoco se acreditó que mi asistido tuviera autorización a pesar de la minoridad para tener un arma”, manifestó.

“Ahora, el Ministerio Público tiene 20 días para apelar pero el menor recupera en forma automática la libertad; anteriormente nosotros intentamos llegar a un arresto domiciliario, ya que la pasó mal, y por eso fue trasladado a Mar del Plata”.

Dos jornadas intensas de debate
“La ventaja que tenemos es que tenemos todo el debate grabado, a diferencia de lo que ocurre con otro juicio, fueron dos jornadas, fue presencial, de mucho tiempo; el primer día arrancamos a las nueve y terminamos a las ocho y media de la noche, y el segundo arrancamos a las nueve y terminamos a las cuatro y media de la tarde. Se convocó a un montón de testigos, funcionarios policiales, personas comunes, la familia de la víctima, y, nobleza obliga, la verdad es que en mis años de experiencia, nunca vi a una persona tan entera en cuanto a que no asiste por la venganza, sino para exigir que se le dijera la verdad y creo que eso es una deuda pendiente de la Justicia”, afirmó.

“La señora hoy, a un año de la muerte de su esposo, no sabe quién entró con intenciones de robo y le produjo luego la muerte, más allá de su condición de Testigo de Jehová que impidió la transfusión que podría haberle dado, o no, sobrevida”.

“El fiscal no tiene hipótesis; nosotros desvirtuamos la hipótesis del fiscal con elementos propios de la causa, no inventamos nada y será criterio de la Fiscalía una nueva investigación, es una decisión de ellos”, dijo.

“No todos los jóvenes procesados son tratados de la misma forma, hay algunos que tienen alguna ventaja, y entran y salen y otros no, quedan detenidos, y después tienen que probar su suerte; si el día de mañana lo consultan al chico ya adulto qué le decían dentro de los Institutos, “tenés que firmar una agregada, hacerte cargo porque si no no vas a salir más”, sin embargo el chico soportó; nosotros hicimos lo que tuvimos que hacer”, concluyó.