Una policía tresarroyense declaró en el juicio a Suris

6 septiembre, 2015 Leido: 29

Una policía tresarroyense declaró en el juicio a Suris

Los principales funcionarios policiales de Narcocriminalidad y Delitos Complejos de Bahía Blanca, donde desde hace tres días se juzga a Juan Ignacio Suris, señalaron al nombrado como líder de una banda dedicada al tráfico y comercialización de drogas. El titular de narcocriminalidad y delitos complejos, comisario Diego Fernando Díaz Aguirre, declaró ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal que no tiene dudas de que “Suris organizaba la venta de droga en Bahía”. Y en el mismo sentido se expresó la capitana Andrea Ercan, jefa policial oriunda de Tres Arroyos y que durante varios años cumplió funciones en esta ciudad.

Díaz Aguirre, el primero de los seis policías citados a declarar en forma testimonial en el debate oral y público, dio detalles del inicio de la investigación. El efectivo aseguró que el nombre Suris aparece por primera vez tras una escucha telefónica de otra causa radicada en la provincia de Río de Negro, donde se habla de un “ajuste de cuentas” y de la quinta de Las Lomitas, propiedad del acusado.

Más tarde fue el turno de declarar de la capitana Andrea Ercan,  quien también participó de la investigación. “No me queda duda que esta era una organización que se dedicaba a la venta de droga. Suris era el que la regenteaba. Era el que decía lo que había que hacer. La droga la traía vía terrestre desde Buenos Aires y después acá en Bahía se repartía”, sostuvo Ercan en una parte de su declaración.

Un galpón

Cabe recordar, además, que el caso tuvo otra vinculación con esta ciudad. Oportunamente, un testigo de identidad reservada que se presentó espontáneamente en la causa, declaró que Juan Suris tenía intenciones de “independizarse” en la red de producción de estupefacientes, y entre otras ciudades, tenía intenciones de comprar un galpón en Tres Arroyos para acopiar drogas.

El proceso judicial que se lleva en su contra se extenderá hasta el martes 15 de septiembre. Incluye 12 acusados por tráfico ilegal de estupefacientes y unos 80 testigos.